FSSAI reduce el límite de grasas trans del 5% al ​​3%, por lo que es saludable para usted

27


En cualquier caso, el año 2021 parece haber comenzado con una nota saludable para los indios. De acuerdo con el requisito establecido por los expertos en salud en el país para reducir el límite de grasas trans en los alimentos envasados ​​y otras fuentes de alimentos, incluidos los aceites hidrogenados, etc. del 5% al ​​3%, el principal regulador de alimentos de la India, la Autoridad de Normas y Seguridad Alimentaria de India (FSSAI) ha informado de esto.

Después de este informe, las grasas trans en estos alimentos se limitarán al 3% a partir del 1 de enero de 2021, y esta buena noticia es más. Las autoridades también están trabajando para reducir aún más las grasas trans industriales en grasas, aceites y alimentos al 2% para 2022.
Comida chatarra y sin grasas trans

De acuerdo o en desacuerdo, la comida chatarra, las variedades procesadas y empaquetadas con alto contenido de grasa son las favoritas de todos, pero esta dieta alta en grasas es, lamentablemente, la principal razón detrás de las muertes de adultos.

Una dieta alta en grasas a menudo se asocia con el aumento de peso y la principal causa de una variedad de problemas de salud, una de esas grasas que no es muy saludable es la grasa trans. Este tipo de grasa aumenta el colesterol malo (LDL) y también reduce el colesterol bueno (HDL). La ingesta excesiva de grasas trans causa enfermedades cardiovasculares y otros síndromes metabólicos.

Lea este artículo para comprender mejor las grasas trans y cómo afectan la salud.

¿Qué son las grasas trans?

Las grasas trans o ácidos grasos trans son un tipo de grasa insaturada que se presenta tanto en formas naturales como artificiales. Las grasas trans naturales o de rumiantes se encuentran en la carne y los productos lácteos, que se forman naturalmente cuando las bacterias de estos animales consumen y digieren el pasto. Los productos lácteos contienen 2-6% de grasas trans, mientras que las carnes frías contienen 3-9%. Sin embargo, los estudios han demostrado que los no vegetarianos no deben preocuparse, ya que una ingesta moderada de estas grasas no es perjudicial.

El mejor tipo de grasas trans de rumiantes es el ácido linoleico conjugado (CLA) que se encuentra en los productos lácteos que son valiosos y que también se venden como suplemento dietético. Sin embargo, las culpables son las grasas trans artificiales, también conocidas como grasas trans industriales o grasas parcialmente hidrogenadas, que se encuentran en los aceites vegetales que han sido modificados químicamente para permanecer sólidos a temperatura ambiente. Es menos probable que el aceite parcialmente hidrogenado se eche a perder, lo que prolonga la cocción de los alimentos.

Lea también: ¡La grasa también puede ser buena! Aprenda todo sobre Omega 3

Fuentes de grasas trans

Las grasas trans o el aceite parcialmente hidrogenado se encuentran en una variedad de productos alimenticios, que incluyen:

Productos horneados como tartas, galletas, panes dulces y tartas.

Grasas sólidas como margarina y manteca

Palomitas de microondas

Alimentos congelados como pizza, helado, yogur, batidos y pudines

Alimentos fritos como papas fritas, rosquillas y pollo frito

Crema no láctea

Efectos en la salud

Nuestro sistema necesita o se beneficia de las grasas trans, este tipo de grasas tienen una estructura química específica que es difícil de metabolizar para el cuerpo. Algunos de los factores de riesgo para consumir grasas trans incluyen:

Riesgo de enfermedad cardiovascular:

Reemplazar las grasas de la dieta con grasas trans aumenta notablemente la relación entre el colesterol total y el colesterol HDL, lo que afecta negativamente el perfil de lipoproteínas. Aunque los niveles altos de LDL junto con los niveles bajos de HDL pueden provocar la acumulación de colesterol en las arterias, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Aumento de peso y riesgo de diabetes:

Varios alimentos ricos en grasas, como los productos horneados y los alimentos fritos, están cargados de grasas trans. El consumo excesivo de grasas trans puede provocar aumento de peso y resistencia a la insulina, lo que en última instancia aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Aumentar la inflamación

Una dieta alta en grasas trans aumenta el marcador de inflamación al cambiar otros nutrientes en la dieta. La evidencia también ha demostrado que se cree que la inflamación excesiva es la causa principal de varias enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas, trastornos inmunológicos, diabetes y artritis. Por eso es muy importante eliminar las grasas trans de la dieta.

Cantidad recomendada de grasa dietética

Cantidad diaria recomendada de grasa según el Consejo de Investigación Médica de la India (ICMR)

Un adulto normal no debe obtener más del 20-30% de grasa de las calorías totales.

Las grasas saturadas son menos del 7% de las calorías diarias, mientras que las grasas trans son menos del 1% de las calorías diarias para una persona normal con una dieta de 2000 calorías por día.

Según las nuevas regulaciones de FSSAI, el límite superior para agregar ácidos grasos trans a los alimentos envasados ​​no debe exceder el 3% en peso, a partir de enero de 2021.

Lea también: No todas las grasas son malas. Cómelos para bajar de peso – Infografía

Importancia de leer las etiquetas nutricionales

Todos los alimentos envasados ​​tienen una etiqueta nutricional que proporciona información sobre el valor nutricional y el contenido de grasa del alimento en cuestión. La lectura de la etiqueta de los alimentos puede ayudar a realizar un seguimiento de la cantidad de grasas trans que comería una persona y también es un paso útil para minimizar la ingesta de grasas trans, pero la mejor opción es reducir por completo la ingesta de alimentos procesados ​​fuera del régimen de dieta. No olvide revisar la etiqueta nutricional para:

La grasa total en 1 porción

Cantidad de grasas trans en una porción

Busque palabras que estén parcialmente hidrogenadas en la lista de contenido. Si es así, significa que el alimento contiene solo 0,5 gramos de grasas trans.

Las grasas trans ocultas pueden aumentar la grasa fácilmente, especialmente si consume grandes cantidades de varios alimentos que contienen menos de 0,5 gramos por porción.

¿Cómo toma decisiones más saludables?

Reemplace los alimentos con alto contenido de grasas trans y saturadas por alimentos que contengan grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas. Algunas de las opciones más saludables son:

Elija cártamo o aceite de oliva en lugar de mantequilla, manteca vegetal y otras grasas sólidas.

Cambie de margarina sólida a margarina blanda

Pregunte sobre los tipos de grasas que se preparan los alimentos mientras se come en los restaurantes.

Evite los alimentos fritos, envasados ​​y procesados.

Elija de una fuente de carne magra

Reemplace los productos lácteos enteros con leche, yogur y queso bajos en grasa o bajos en grasa

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.