Descubra los beneficios y las formas de reducir los azúcares añadidos

11


Reducir la ingesta de azúcares añadidos es un gran paso hacia un estilo de vida más saludable. Esto no es fácil, pero vale la pena probar los beneficios, ya que se ha demostrado que el azúcar agregado afecta negativamente al sistema. Varias pruebas han vinculado una dieta con una alta ingesta de azúcar agregada y un mayor riesgo de diversos problemas de salud, como obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas, síndrome de ovario poliquístico y mala salud dental.

La desintoxicación del azúcar es la manera perfecta de librarse de la adicción al azúcar. ¿Sabes que el azúcar es 8 veces más adictivo que la cocaína? ¡Suspiro! La ingesta de azúcar recomendada para adultos normales según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 6 cucharaditas para adultos, pero la mayoría de los adultos toman más de 22 cucharaditas o más, mientras que los niños consumen alrededor de 34 cucharaditas de azúcar por día. El hecho es que el azúcar es el epítome del dulce veneno.
Desintoxicación de azúcar

¿Qué es Sugar Detox?

La desintoxicación del azúcar es un plan importante que lo ayuda a superar los antojos de azúcar, cambiar el paladar, mantener los niveles de azúcar en la sangre, reducir los antojos de alimentos procesados, mantener el perfil de lípidos y activar la función cerebral y muscular. Los alimentos permitidos en una dieta de desintoxicación de azúcar tienen buen sabor y lo mantienen satisfecho tanto física como emocionalmente, mientras que también monitorea su ingesta neta de azúcar por día. Sin embargo, todo esto requiere una fuerte determinación y motivación que lo ayudaría a eliminar el azúcar de nuestro sistema. Los peligros de la adicción al azúcar sin duda lo empujarán a lograrlo.

Síntomas de reducción de azúcar

Eliminar el azúcar extra de la dieta puede provocar molestias físicas y mentales. La intensidad de los síntomas depende de la cantidad de azúcar agregada que una persona ingiera de los alimentos y bebidas endulzados. En algunas personas, los síntomas pueden durar desde unos días hasta algunas semanas. A medida que el cuerpo se acostumbra a una dieta baja en azúcar, los síntomas y los antojos serán menos intensos.

Síntomas mentales

Depresión: Algunas personas pueden sentirse deprimidas cuando eliminan el azúcar de la dieta debido a una disminución en la secreción de dopamina.

Ansiedad: El nerviosismo, la inquietud, la irritabilidad y la impaciencia son normales.

Interrumpir los patrones de sueño: Algunas personas pueden tener dificultades para dormir bien si eliminan el azúcar de la dieta.

Lea también: Vence el atracón con estas 5 reglas de alimentación

Problemas cognitivos: Mala memoria y concentración, olvidos y dificultad para prestar atención al trabajo o la escuela.

Añorar: Algunas personas también pueden desear alimentos no azucarados cargados de carbohidratos, como pan, pasta y papas fritas.

Síntomas físicos

Cuando dejas de consumir azúcar, puedes sentirte físicamente débil. Algunos de los síntomas de abstinencia física incluyen:

Dolor de cabeza

Mareo

Náusea

Fatiga

Consejos simples y efectivos para reducir los azúcares agregados

Plan de comidas para un día: Si usted es una persona a la que le gustaba comer alimentos azucarados como helados, cereales endulzados, caramelos, galletas y bebidas azucaradas, puede llevar algún tiempo volverse menos dependiente de los azúcares añadidos. Aparentemente, incluso hacer pequeños ajustes para reducir la ingesta de azúcar puede mejorar en gran medida su bienestar general.

Lea también: Melaza: un edulcorante mucho más saludable que el azúcar

Cambie las bebidas endulzadas por agua: No use refrescos azucarados, jugos de frutas y bebidas energéticas, reemplácelos con agua corriente. Si desea realzar el sabor, agregue un chorrito de hojas de menta o limón.

Comience su día con alimentos bajos en azúcar: Alimente su sistema con alimentos ricos en proteínas y fibra, como una tortilla hecha con verduras o un tazón de bayas frescas y aguacate, en lugar de utilizar cereales dulces o pasteles.

Leer etiquetas: Es posible que se esté perdiendo una fuente oculta de azúcares agregados en los alimentos y bebidas envasados. Lea atentamente las etiquetas de productos alimenticios como salsa, avena, cereales, barras energéticas para estar atento a los azúcares añadidos.

Prefiera los bocadillos sin azúcar: Su granola o barra energética deseada se puede cargar con azúcar agregada. Elija entre bocadillos saludables y nutritivos como nueces, semillas, frutas enteras, verduras o huevos para proporcionar a su cuerpo la energía necesaria.

Preste atención a una dieta nutritiva: Al aumentar el contenido de nutrientes de su dieta completa, puede promover el bienestar general y también reducir la cantidad de azúcares agregados. Concéntrese en alimentos saludables y no procesados ​​como verduras, frutas, legumbres, nueces, semillas, proteínas magras y huevos.

Dormir lo suficiente: Los buenos patrones de sueño lo ayudan a elegir alimentos más saludables, superar el estrés, aumentar los niveles de energía y controlar los dolores de hambre no deseados.

Lidiar con el estrés: Controlar el estrés hace que sea mucho más fácil limitar el azúcar de la dieta y controlar los antojos. Medita, da un paseo y escucha buena música o practica yoga.

Mantente físicamente activo: Los entrenamientos regulares lo ayudarán a combatir síntomas como la fatiga, la falta de energía y los antojos inducidos por el estrés que pueden surgir al minimizar los azúcares agregados.

Plan de dieta de muestra

Temprano en la mañana: Limonada de jengibre -1 taza sin azúcar

Desayuno: Huevo cocido -1 + 1 rebanada de pan integral + 5 almendras + 1 pepino Katori

Media mañana: Leche -1 taza

Almuerzo: Ensalada de pollo / Ensalada de tofu -1 tazón + yogur -1 Katori

Media tarde: Té verde -1 taza

Cena: Sopa De Zanahoria Y Calabaza 1 Bol + Moong Gramo Cocido -1 Katori

Conclusión:

Limitar la ingesta de azúcar puede estar asociado con síntomas incómodos. Sin embargo, reducir los azúcares añadidos puede tener beneficios positivos para la salud y promover el bienestar general. Hacer los ajustes necesarios en la dieta, el ejercicio y el horario de sueño puede ayudar notablemente a una persona a combatir los antojos no deseados y desarrollar un estilo de vida más saludable.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.