Infección del pie diabético: causas, síntomas y tratamiento

27


Los pacientes con diabetes son muy propensos a tener problemas en los pies debido a los niveles de azúcar en sangre incontrolados a largo plazo. Neuropatía diabética y la enfermedad vascular periférica son los problemas de pie más comunes que se desarrollan y ambos pueden provocar complicaciones graves. Las úlceras del pie se forman como resultado de la ruptura del tejido de la piel y la exposición de las capas subyacentes, incluidos los dedos de los pies, los balones de fútbol y también afectan los pies hasta los huesos.

Un buen cuidado de los pies y el control de los picos de azúcar en sangre pueden ayudar a prevenir las infecciones del pie diabético. El tratamiento de las úlceras del pie diabético depende de factores causales. Busque atención médica inmediata si tiene dolor o malestar en el pie para asegurarse de que no sea un problema grave, ya que las llagas infectadas pueden provocar una amputación si no se tratan.

Lea también: Cuidado del pie diabético: formas simples y efectivas de proteger sus pies
Cuidado del pie diabético

Problemas comunes de los pies

Neuropatía diabética

Duradero diabetes puede causar daño a los nervios que conduce a la pérdida de la sensibilidad o entumecimiento en los pies, lo que dificulta que los pacientes diabéticos sientan la sensibilidad en las extremidades inferiores. Esta condición también dificulta que los pacientes diabéticos sientan irritación o dolor en los pies. El mal presentimiento puede aumentar su riesgo de cortaduras, llagas y ampollas. Si la infección no se trata rápidamente, puede provocar úlceras e incluso gangrena.

Enfermedad vascular periférica

La diabetes también provoca cambios en los vasos sanguíneos, incluidas las arterias. En la enfermedad vascular periférica, la grasa se acumula en los vasos sanguíneos más allá del cerebro y el corazón. Suele afectar a los vasos sanguíneos de las extremidades, como las manos y los pies, reduciendo el flujo sanguíneo. La mala circulación puede provocar dolor, infecciones y heridas que cicatrizan lentamente.

Lea también: 4 tipos de neuropatía diabética: prevención y tratamiento

Síntomas

Los síntomas de la infección del pie pueden variar de una persona a otra, según la naturaleza de los problemas. Algunos síntomas comunes son:

Pérdida de sentimiento o sentimiento

Entumecimiento

Ampollas o herida sin dolor

Decoloración de la piel y cambios de temperatura.

Rayas rojas

Herida sin drenaje

Hormigueo doloroso

Si se desarrolla una infección, una persona también puede experimentar los siguientes síntomas

Fiebre

Resfriado

Niveles altos de azúcar en sangre.

Temblor

Conmoción

Enrojecimiento

Los pacientes con diabetes que padecen una infección, especialmente en los pies, deben buscar atención médica inmediata para evitar complicaciones o amputaciones.

Complicaciones

La neuropatía diabética y la enfermedad vascular periférica son afecciones graves que requieren atención médica y seguimiento adecuados. Ambos pueden causar complicaciones que pueden tener graves consecuencias negativas, que incluyen:

Úlceras de pie

Infecciones en la piel, huesos y abscesos.

Gangrena, donde una infección conduce a la muerte del tejido.

Deformidad del pie

Pie de Charcot, donde la forma de los pies cambia por la fractura de huesos en el pie o el desplazamiento del dedo del pie.

¿Cuándo debe buscar ayuda médica?

Los pacientes con diabetes deben consultar a un médico como parte de su seguimiento de rutina, pero si notan alguno de los siguientes cambios, deben buscar atención médica inmediata:

Cambios de color en el pie

Hinchazón en el pie o el tobillo.

Cambios de temperatura en los pies

Llagas constantes en los pies

Dolor u hormigueo en los pies o tobillos.

Con uñas de los pies en crecimiento

Pie de atleta u otras infecciones por hongos

Piel seca y agrietada en los talones.

Signos de infección

Terapia

El método de tratamiento para los problemas del pie diabético depende de la gravedad del problema. Están disponibles opciones tanto quirúrgicas como no quirúrgicas.

Tratamiento no quirúrgico

En la mayoría de los casos, el médico intentará inicialmente tratar los problemas del pie diabético sin cirugía. Algunos de los métodos de tratamiento no quirúrgico son:

Limpiar y vendar bien las heridas

Recomendar dispositivos de inmovilización como bote de yeso o yeso de contacto total

Controle de cerca la gangrena en los dedos de los pies

Tratamiento quirúrgico

El médico puede considerar la cirugía cuando el tratamiento no quirúrgico no cura con éxito los problemas del pie. Las opciones quirúrgicas incluyen:

Eliminación de tejido muerto o estropeado

Amputación, que va desde un solo dedo del pie o parte del pie hasta la amputación de la pierna por debajo o incluso por encima de la rodilla.

Estabilización quirúrgica del pie de Charcot

Procedimiento de derivación arterial para tratar la PAD, que promueve un buen flujo sanguíneo

Cirugía endovascular con stents, que utiliza pequeños dispositivos para eliminar los vasos sanguíneos bloqueados y mantenerlos abiertos.

Cuidado del pie diabético

La prevención de infecciones en los pies es vital para todos los diabéticos, mantener los pies en buenas condiciones es importante y se debe tener cuidado con la higiene adecuada de los pies. Para evitar el riesgo de infecciones en los pies, siga estas precauciones, que incluyen:

  • Controle los pies todos los días: examine o busque a alguien para verificar si hay cambios o lesiones.
  • Lavar y limpiar los pies a diario para prevenir infecciones y mantenerlos secos.
  • Use siempre zapatos o calcetines con soporte según la recomendación del podólogo para evitar malformaciones. Evite usar calcetines ajustados que puedan obstruir el flujo sanguíneo.
  • Para asegurar una buena circulación sanguínea en los pies, mantenga los pies elevados mientras está sentado, realice movimientos regulares de los dedos del pie del tobillo y haga ejercicio bien, ya que esto mejoraría el flujo sanguíneo saludable a los pies.
  • Córtese las uñas de los pies rectas y manténgalas cortas, las uñas redondas pueden crecer hacia adentro y provocar una infección.
  • Trate los callos y juanetes correctamente, nunca corte ni recorte los callos, ya que esto puede aumentar el riesgo de infección.
  • Proteja los pies de las temperaturas extremadamente calientes y frías, ya que esto puede dañarlos.
  • Mantenga el azúcar en sangre bajo control, ya que los niveles altos de azúcar en sangre aumentan el riesgo de complicaciones en los pies.

Dejar de fumarya que el tabaco afecta la circulación sanguínea a los tejidos, lo que puede empeorar los problemas de los pies.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.